Más de un centenar de soldados han quedado sepultados por un alud de nieve que ha alcanzado un cuartel militar cerca del Glaciar de Siachen, en el norte de Pakistán. El Ejército paquistaní ha hecho público un comunicado con el último recuento oficial de víctimas. “135 personas, de las que 124 son soldados y 11 civiles, están atrapadas desde esta mañana bajo una enorme avalancha de nieve”, aseguraba el texto. Entre ellos hay un teniente coronel, un comandante y un capitán.

 

Noticia completa: www.elpais.es