Para todos aquellos que no ven el momento de sacar las tablas y estrenar el equipo recién comprado…¡¡calma!! ¡Stop! A pesar de las nevadas de hace unos días, la situación no está tan blanca como parecía.

Hace aproximadamente 10 días el tiempo cambió y por fin llegó la nieve (¡aleluya!). Pasamos de estar a 20º C a ponernos el gorro y le plumas gordo con ambiente patagónico y los mercurios por debajo de 0ºC en menos de 24 h con respecto a la situación anterior. La cosa prometía; el frente venía de norte y bastante cargadito. Los modelos daban paquetón en valles Norte (Francia y Valle de Arán), y al estar tan pegaditos a la frontera, seguro que en la zona alta del Valle caía una buena nevada.

Pues si y no. Nevó….peor no tanto, y con viento. Y luego llovió y subió la temperatura. Ahora de nuevo frío… hoy hemos intentado salir a foquear, y nos hemos quedado mirando als praderas verdes con cara de pena. ¿Pero qué es lo que ha pasado? Vamos a explicarlo por partes.

Podéis ver la gráfica de temperaturas-viento-cantidad de nieve-precipitación correspondientes a la estación automática de la Raca (1877m).

temperaturas la raca

nieve La Raca noviembre

viento la raca noviembre

precipitación la raca noviembre

Se ve como a partir del domingo 5 de noviembre entró un frente frío y empezó a nevar. Por desgracia, la nevada vino acompañada de viento fuerte de N y NE con rachas de más de 80km/h. El lunes 6 siguió el viento fortísimo y las temperaturas frías. A partir del miércoles 8 los más atrevidos empezaron a sacar los esquís y a foquear por el entorno de las estaciones. A pesar de la nieve velcro y los tiburones, la cosa prometía…

Pero entonces el fin de semana la cosa cambió. Al temperatura subió y el frente que cruzó nos dejó lluvia y no nieve (mirad el subidón de temperaturas entre el día 10 y el 12). En el gráfico de nieve acumulada en el suelo vemos como el espesor se va reduciendo por el efecto de la lluvia y de las temperaturas positivas. ¡¡ohhhhh!!

Empieza esta semana y no es mejor que la anterior. El lunes 13 superamos incluso las rachas de viento del lunes anterior. Y lo peor de todo es que ahora que se ha parado el viento vemos que no ha quedado nada de nieve. Todo lo que había por debajo de 2000m se ha convertido en un manto a manchas estilo leopardo; y por encima de 2000m sólo en caras Norte y siendo muy optimista, alguno podría enlazar más de 5 giros seguidos, pero poco más.

Candanchu y loma verde Noviembre

En esta foto se puede ver las laderas Norte correspondientes a la zona de Candanchú, Aspe, Loma Verde…. las partes altas tienen algo más de nieve, pero tampoco mucha. La cueva de los contrabandistas hay que pasarla a pie y si aprecias tus esquís, no es el momento para bajar por Loma Verde.

 

Benou noviembre

La subida al Benou y alrededores tampoco está muy bien. Hay nieve más o menos continua a partir de 2000m (y eso que es la cadena de montañas que hace frontera). Se observan pequeños aludes de fondo (glides) sobre el sustrato de hierba larga, típicos de las primeras nevadas.

 

Por último, La Raca en su ladera NW-W tampoco presenta el aspecto blanco que esperábamos encontrar. En fin….

 

¿Y qué puede pasar a partir de ahora?

Pues que tenemos 3 escenarios principales.

  • Escenario number 1: todo se derrite y empezamos de nuevo. Decepcionante, pero bueno.
  • Escenario number 2: empieza  a nevar de forma más o menos continuada y aumenta el espesor del manto. Esto es lo que se llama un “buen inicio del invierno”, no sólo porque podemos esquiar, sino porque se crea una buena base en el manto homogénea.
  • Escenario number 3: nieva, pero luego se mete el anticiclón (como ocurrió el año pasado).  En este caso estamos en el “mal inicio del invierno”, porque además de ver como poco a poco se reduce el manto, podría ocurrir como el año pasado. Es decir, que el anticiclón, las noches frías y despejadas y las inversiones térmicas podrían crear en la superficie de la nieve caras planas, que aunque sean gozosas de esquiar, suponen un problema de cara a futuras nevadas, ya que crean un estrato débil persistente en la base del manto. Esta situación se dio el año pasado y estuvimos 5 meses pendientes de ese estrato que se había formado durante el mes de diciembre y que, aunque aquí no dio problemas, si los dio en otras zonas del pirineo (Benasque, Panticosa, valle de Arán).

A ver qué pasa. Por ahora seguimos con fuerte inversión térmica, noches frías y despejadas y sin nieve a la vista (más bien escenario 1).

Así que, ¡¡calma y paciencia!! y que la nieve os acompañe….